Situado en el extremo occidental de África, Marruecos pertenece a la vez al entorno oceánico, al mundo mediterráneo y al territorio sahariano. Sólo 14km la separan de Europa. Por ello, constituye un cruce de caminos entre Oriente y Occidente.

 

Su proximidad a Europa -primer mercado emisor de turistas del mundo-, diversidad natural, hospitalidad legendaria, patrimonio cultural multicentenario, gastronomía mundialmente reconocida, y clima templado, son las ventajas comparativas estructurales que confieren al destino Marruecos una competitividad muy fuerte.

 

De las montañas del Rif y del Alto Atlas a las llanuras de Haouz o de las playas de fina arena del Atlántico a las tierras áridas del sur pasando por el Valle de las Rosas, al este de Uarzazate, Marruecos posee paisajes muy variados y de gran belleza. Variadas son también su fauna y su flora, protegidas en las reservas naturales de Tubqal (al sur de Marrakech), del Alto Atlas oriental y de Ifrane.

 

El desierto a su vez alberga más vida de lo que se suele creer, acogiendo buen número de animales como el dromedario, el chacal dorado, la hiena rayada, el erizo, la gacela y todo tipo de lagartos, serpientes, insectos y arácnidos como el simpático escorpión...

 

Para llegar a los parajes más grandiosos (como las dunas de arena de Chigaga o el desierto del erg Chebbi), por lo general en lugares de difícil acceso, será preciso hacerse con el vehículo adecuado, es decir un 4x4. Aun así, también es posible visitar el país "de otra manera", experimentando los paseos en camello, a caballo o incluso a pie (por ejemplo, por el macizo de M'Gun)... La costa atlántica y sus olas atraen a los aficionados al surf durante todo el año. La playa de Esauira es una de las más concurridas por sus olas y su viento.

IMG_0321.jpg
DSCF0131.jpg
Musica_Marruecos.jpg
Cultura_12.jpg
Cultura_6.jpg
Desfilando_3.jpg
Cultura_5.jpg
Desfilando_1.jpg
Desfilando_6.jpg
Ouarzazate_1.jpg
Ouarzazate_2.jpg
Marrakech_1.jpg
Marrakech_8.jpg
Desierto_5.jpg
Desierto_4.jpg
Casablanca_4.jpg
DSCF0189.jpg
Casablanca_3.jpg
Desierto_3.jpg
IMG_4550.jpg
InspeccionMarrakech2010 104.jpg
Fez_2.jpg
IMG_9772.jpg
Imagen 022.jpg
Imagen 069.jpg
1/1

Marruecos

El exotismo de un destino en alza

MARRAKECH

Junto a Rabat, Meknes y Fez  Marrakech es una de las cuatro ciudades imperiales de Marruecos.

 

Últimamente se ha convertido en un destino de glamour para muchos visitantes y organizadores de eventos.

 

RABAT

La Capital de Marruecos es una ciudad tranquila, bella y elegante.

 

A pesar de su desarrollo urbanístico, Rabat ha sabido guardar un tamaño ideal para sus habitantes y visitantes. Es una ciudad que carece de altos edificios y donde el cielo azul, el Océano Atlántico y el Rio Bouregreg están presentes en todo su esplendor.

FEZ

Fez es la capital cultural de Marruecos y ha ganado su fama gracias a su espiritualidad y por haber albergado la universidad más antigua del Mundo, fundada en el siglo IX.

 

La ciudad destaca por sus madrazas (escuelas donde se enseña el Corán y otras asignaturas como las matemáticas, la gramática, la historia, la astronomía, la medicina…

OUARZAZATE

Capital del desierto, es un punto de partida  importante de toda aventura que transcurra por el desierto del Sahara.

 

Ouarzazate con su carácter acogedor y generoso nos permite prepararnos antes de aventurarnos en el esplendor del desierto y las mágicas dunas del Sahara.

CASABLANCA

Gracias a su amplia experiencia y a sus infraestructuras de calidad, la capital económica de Marruecos ofrece todas las ventajas para la organización de viajes de negocios y de incentivos.

DESIERTO DEL SAHARA

Misterioso, silencioso, luminoso, harmonioso, mágico, así es el desierto de Marruecos.

 

La combinación de todos sus elementos naturales provocarán en nosotros sensaciones inolvidables.

Please reload

ES

Eventos y Comunicación